Cómo gestionar nuestras finanzas personales?

Posted by maria.ciuci 10/10/2012 at 11h02

 

En una época como la actual, en la que la crisis azota a la inmensa mayoría de las personas, se hace más necesaria que nunca una gestión efectiva de nuestras finanzas personales. No se trata de aplicar complicadas teorías económicas sino más bien al contrario, muchas veces las cosas más sencillas son las que mejor resultado ofrecen y las más fáciles de aplicar.

 

Hace mucho tiempo se tenía la costumbre de apartar en sobres el dinero que se destinaba para los pagos, un sobre para la vivienda, otro para los gastos en comida, etc. No se trata de volver a esos tiempos sino de racionalizar los gastos y controlar en qué y cuánto gastamos en nuestras cosas.

 

Control y planificación mediante un presupuesto

Lo primero que debemos plantarnos es el control y la planificación de los ingresos y gastos. Empecemos por comprobar el estado actual de nuestra economía calculando, por un lado, nuestro nivel de ingresos y anotando cómo y en qué nos los gastamos.

 

 

Debemos hacer una lista de los gastos fijos y variables a los que solemos hacer frente y ordenarlos por orden de importancia. De esta manera tendremos un control sobre el saldo neto de nuestras finanzas mensuales y, en caso de ser necesario cuáles y en qué medida podemos prescindir de alguno de ellos.

 

A continuación debemos realizar los ajustes necesarios para que ese saldo final sea el idóneo. La mejor manera para ello es elaborar un presupuesto mensual en el que decidiremos cuanto destinar a cada uno de esos apartados, repartiendo los ingresos entre ellos en orden a su importancia y dejando para las partidas prescindibles aquellas cantidades que puedan resultar excendentes.

 

Gestión dinámica del presupuesto

Al realizar este presupuesto estamos previendo cómo vamos a utilizar ese dinero que tendremos a principios de mes, pero esto no es más que una estimación a la que debemos ajustarnos siempre en la medida de lo posible, sin embargo pueden surgir imprevistos que hagan que sea necesario variar esa planificación. También debemos contemplar que en ciertas partidas el hecho de demorarse en el pago supone el pago de un recargo adicional al importe inicial, también tendremos que saber jugar con los plazos de pago para evitar esos recargos.

 

Si hacemos una gestión dinámica de la ejecución de ese presupuesto podemos manejar las posibles desviaciones que se pudieran producir y hacer los ajustes necesarios para traspasar dinero a una partida que lo necesite retirándolo de otra. Si hemos hecho el ejercicio de elaborar esa lista por orden de trascendencia de los gastos podremos utilizar las cantidades de los últimos conceptos de la lista para solventar esos imprevistos.

 

Lo ideal es ir reduciendo la partida de los gastos prescindibles y destinar cantidades al ahorro. De esta manera podremos ir acumulando un capital con el que solventar esos gastos no contemplados sin necesidad de retocar otras partidas o, en el peor de los casos, hacer frente a un empeoramiento de la situación.

 

Si somos capaces de automatizar este comportamiento conseguiremos llevar una gestión de nuestra economía que nos ayude a sobrellevar consiciones adversas como la actual.

 

Recuerde siempre que con sMoneybox podrá siempre contar con una gran herramienta de ayuda para su economía!

 

www.smoneybox.com/es

Comments are disabled